Devocional 2021: Febrero 2

ADORACIÓN:

Inicia este tiempo dando gracias a Dios y adorándole. Puedes escuchar la siguiente canción mientras oras:

Es el momento para leer la Palabra. Lee lentamente el pasaje bíblico. Pregúntate: ¿Qué dice el texto?

«1. Entonces Jesús les dijo a las multitudes y a sus discípulos:

2. «Los maestros de la ley religiosa y los fariseos son los intérpretes oficiales de la ley de Moisés.*

3. Por lo tanto, practiquen y obedezcan todo lo que les digan, pero no sigan su ejemplo. Pues ellos no hacen lo que enseñan.

4. Aplastan a la gente bajo el peso de exigencias religiosas insoportables y jamás mueven un dedo para aligerar la carga.

5. »Todo lo que hacen es para aparentar. En los brazos se ponen anchas cajas de oración con versículos de la Escritura, y usan túnicas con flecos muy largos.*

6. Y les encanta sentarse a la mesa principal en los banquetes y ocupar los asientos de honor en las sinagogas.

7. Les encanta recibir saludos respetuosos cuando caminan por las plazas y que los llamen “Rabí”*.

8. »Pero no permitan que a ustedes nadie los llame “Rabí”, porque tienen un solo maestro y todos ustedes son hermanos por igual.

9. Además, aquí en la tierra, no se dirijan a nadie llamándolo “Padre”, porque sólo Dios, que está en el cielo, es su Padre espiritual.

10. Y no permitan que nadie los llame “Maestro”, porque ustedes tienen un solo Maestro, el Mesías.

11. El más importante entre ustedes debe ser el sirviente de los demás.

12. Pero aquellos que se exaltan a sí mismos serán humillados, y los que se humillan a sí mismos serán exaltados.

13. »¡Qué aflicción les espera, maestros de la ley religiosa y fariseos! ¡Hipócritas! Pues le cierran la puerta del reino del cielo en la cara a la gente. Ustedes no entrarán ni tampoco dejan que los demás entren.*

14. -.-

15. »¡Qué aflicción les espera, maestros de la ley religiosa y fariseos! ¡Hipócritas! Pues cruzan tierra y mar para ganar un solo seguidor, ¡y luego lo convierten en un hijo del infierno* dos veces peor que ustedes mismos!

16. »¡Guías ciegos! ¡Qué aflicción les espera! Pues dicen que no significa nada jurar “por el templo de Dios” pero que el que jura “por el oro del templo” está obligado a cumplir ese juramento.

17. ¡Ciegos tontos! ¿Qué es más importante, el oro o el templo que lo hace sagrado?

18. Y dicen que jurar “por el altar” no impone una obligación pero jurar “por las ofrendas que están sobre el altar” sí la impone.

19. ¡Qué ciegos son! Pues, ¿qué es más importante, la ofrenda sobre el altar o el altar que hace que la ofrenda sea sagrada?

20. Cuando juran “por el altar”, juran por el altar y por todo lo que hay encima.

21. Y, cuando juran “por el templo”, no sólo juran por el templo sino por Dios, quien vive allí.

22. Y, cuando juran “por el cielo”, juran por el trono y por Dios, quien se sienta en el trono.

23. »¡Qué aflicción les espera, maestros de la ley religiosa y fariseos! ¡Hipócritas! Pues se cuidan de dar el diezmo sobre el más mínimo ingreso de sus jardines de hierbas,* pero pasan por alto los aspectos más importantes de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Es cierto que deben diezmar, pero sin descuidar las cosas más importantes.

24. ¡Guías ciegos! ¡Cuelan el agua para no tragarse por accidente un mosquito, pero se tragan un camello!*

25. »¡Qué aflicción les espera, maestros de la ley religiosa y fariseos! ¡Hipócritas! ¡Pues se cuidan de limpiar la parte exterior de la taza y del plato pero ustedes están sucios por dentro, llenos de avaricia y se permiten todo tipo de excesos!

26. ¡Fariseo ciego! Primero lava el interior de la taza y del plato,* y entonces el exterior también quedará limpio.

27. »¡Qué aflicción les espera, maestros de la ley religiosa y fariseos! ¡Hipócritas! Pues son como tumbas blanqueadas: hermosas por fuera, pero llenas de huesos de muertos y de toda clase de impurezas por dentro.

28. Por fuera parecen personas rectas pero, por dentro, el corazón está lleno de hipocresía y desenfreno.

29. »¡Qué aflicción les espera, maestros de la ley religiosa y fariseos! ¡Hipócritas! Edifican tumbas a los profetas que sus antepasados mataron, y adornan los monumentos de la gente justa que sus antepasados destruyeron.

30. Luego dicen: “Si hubiéramos vivido en los días de nuestros antepasados, jamás nos habríamos unido a ellos para matar a los profetas”.

31. »Pero, al decir eso, dan testimonio en contra de ustedes mismos, que en verdad son descendientes de aquellos que asesinaron a los profetas.

32. Sigan adelante y terminen lo que sus antepasados comenzaron.

33. ¡Serpientes! ¡Hijos de víboras! ¿Cómo escaparán del juicio del infierno?

34. »Por lo tanto, les envío profetas, hombres sabios y maestros de la ley religiosa. Pero a algunos los matarán crucificándolos, y a otros los azotarán con látigos en las sinagogas y los perseguirán de ciudad en ciudad.

35. Como consecuencia, se les hará responsables del asesinato de toda la gente justa de todos los tiempos, desde el asesinato del justo Abel hasta el de Zacarías, hijo de Berequías, a quien mataron en el templo, entre el santuario y el altar.

36. Les digo la verdad, ese juicio caerá sobre esta misma generación.

Lamento de Jesús sobre Jerusalén

37. »¡Oh, Jerusalén, Jerusalén, la ciudad que mata a los profetas y apedrea a los mensajeros de Dios! Cuántas veces quise juntar a tus hijos como la gallina protege a sus pollitos debajo de sus alas, pero no me dejaste.

38. Y ahora, mira, tu casa está abandonada y desolada.*

39. Pues te digo lo siguiente: no volverás a verme hasta que digas: “¡Bendiciones al que viene en el nombre del SEÑOR!”.» (Mateo 23 NTV)

 

Estudia el pasaje. Ponte en el lugar de cada personaje. Hazle preguntas al pasaje. Te puede ayudar hacerte las siguientes preguntas:

¿Cuál es la principal enseñanza de este capítulo 23?

¿Qué te enseñan las palabras de Jesús en el V11, “El más importante entre ustedes debe ser el sirviente de los demás”?

¿Por qué Jesús repite tanto la expresión, ¡Qué aflicción les espera, maestros de la ley religiosa y fariseos!?

¿Qué voy a hacer con lo que acabo de aprender y a quién se lo voy a compartir? ¿Cómo lo voy a hacer? Trata de ser específico.

CONFESIÓN:

Ten ahora un tiempo para pedirle perdón al Señor por tus pecados. ¿Qué pecado encuentro en este pasaje para confesar?

Mientras oras puedes escuchar esta canción:

ADORACIÓN:

Con base a lo que aprendiste en este texto acerca de Dios Trino, escribe una oración adorándolo.

Puedes combinar esta parte escuchando una canción de adoración al Señor:

SUPLICA:

En este momento, ora por tus necesidades y las de otros (necesidades espirituales, relacionales, físicas, financieras, materiales, etc.). Puedes usar la canción instrumental que sigue como ayuda en tu adoración.

ACCIÓN DE GRACIAS:

Termina dándole gracias a Dios por lo que te enseñó en este tiempo devocional, y dale toda la honra y la gloria que solo Él se merece. Escucha la siguiente canción instrumental mientras tienes este tiempo de adoración.

RECUERDA EL PLAN DE LECTURA DIARIA PARA LEER LA BIBLIA EN UN AÑO:

https://redilnorte.org/dia-33/

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *