LECTURA BÍBLICA EN UN AÑO

1. Comience a leer la Biblia hoy; no hay mejor momento, y no hay razón para esperar.

2. Dedique un tiempo específico cada día. Establezca su horario y luego manténgalo. Las mañanas son geniales, pero siéntete libre de usar cualquier momento que funcione de manera consistente para ti.

3. Lea la Biblia por el bien de aprender, no simplemente para lograr su próxima lectura. ¡Diga una breve oración a Dios antes de comenzar, pidiéndole al Espíritu Santo que le dé sabiduría y comprensión, y luego refrésquese con las palabras que lee!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *